Torta rellena de crema pastelera

También le podríamos decir: la torta de la cuarentena, si les gusta.


Hoy fue un día especial, supongo que para todos. La mayoría de nosotros estará en casa, atravesando un torbellino de emociones. Yo me he sentido abrumada, angustiada, repentinamente esperanzada, cansada, confundida, divertida, productiva, inspirada, emocionada... todo en un batido. Sin intención de ser egoísta, y con todo el respeto que me merecen las personas que en estos momentos están trabajando para cuidarnos y mantenernos a gusto a todos, hoy fue un día maravilloso.


En mi familia somos cuatro humanos y 3 perrunos, sabrán. Mi marido trabaja alrededor de 14 horas todos los días, con un hueco para almorzar de una hora y media, con suerte. Gapu va al colegio 8 horas y cuando vuelve tiene sus actividades y tareas. el primer momento de encuentro del día suele ser a las 20 o 20,30, cuando ya estamos todos muy cansados como para ser nuestras mejores versiones, Yo soy la que paso más tiempo en casa, la mayor parte sola, y me dedico a trabajar y a tener todo funcionando.


Con este esquema que les cuento, me he encontrado haciendo notas para recordar cosas que le quiero contar a Gabyx, mi marido. De verdad hay días en el que no logro contarle o consultarle cosas importantes de la casa o de los chicos y me angustia. Muchas veces me río a morir de algo durante el día y me hago un puntito con lapicera en la mano para contarlo en la mesa de la cena. Tal vez por el cansancio de todos, tal vez por la hora, nadie se ríe. Me frustran muchas situaciones derivadas del ritmo vertiginoso en el que vivimos.


Se preguntarán por qué no lo cambiamos. Esta es la versión cambiada. Hemos adaptado, recortado y resignado en función de compartir más o estar más descansados. Pero la verdad es que vivimos en un país donde tenemos que garantizarnos por nuestros propios medios un sistema de salud, un sistema de educación, un sistema de seguridad y todas esas cosas que hacen la vida pueblerina más linda. Llevamos una vida muy linda en base a todo nuestro trabajo, pero hay días en los que simplemente es mucho.


Hoy es un día especial, les digo. Me desperté con mi marido a mi lado, busqué un mate y lo llevé a la cama. Miré sin audio ni subtítulos "Construyendo un Imperio", y me sentí feliz. Cociné para ustedes la receta que les dejo a continuación y respondí todos los mensajes. Todo con mi familia alrededor. PLantamos un olivo que compramos hace semanas. Limpiamos el patio. Nos reímos de trescientas pavadas, desde Felipa cazando una mosca hasta Cande diciendo que en CABA pueden llamar al "SEIM" (SAME, para los normales). Yo lloré con los viejitos solos y la gente que deja notas para sus vecinos. Dormimos la siesta. Sentimos por primera vez desde que tengo recuerdos, que no había ningún lugar más donde estar ni nada más que hacer. Y me sentí feliz.


En medio de todo lo que está pasando estamos descubriendo muchas cosas que sólo veíamos en potencial. Solidaridad, amor, paciencia, dedicación, time out. No quiero ser egoísta, pero tampoco malagradecida.


De la receta


Mi idea de hoy es decirles que nada está escrito en piedra y que pueden hacer tantos cambios como sean necesarios. Yo usé harina común, levadura, huevos, leche y azúcar.


El azúcar blanco puede reemplazarse por azúcar de mascabo, stevia, miel, sucralosa, lo que tengan. La leche puede ser animal o vegetal. Pueden usar un huevo o dos, según tengan. Usé manteca, pero pueden usar aceite. De verdad, no hay versión que pueda salir fea.

Torta rellena de crema pastelera


1 receta de crema pastelera (ver acá)

500g harina común

1 cdta levadura deshidratada

1/3 taza de azúcar

Ralladura de limón o vainilla

2 huevos

30 g de manteca pomada


1. Preparar la crema pastelera y dejarla enfriar.

2. Colocar la harina en un bowl, agregar el azúcar y la levadura y mezclar.

3. Agregar los huevos en el centro y un chorrito de agua y comenzar a mezclar con una cuchara de madera. Van a necesitar aproximadamente 400cc de agua (podría ser leche).

4. Una vez que se haya formado un bollo rústico, agregar la manteca en trocitos y amasar muy bien. La masa va a ser súper tierna.

5. Tapar y dejar leudar hasta duplicar su tamaño.

6. Una vez leudada, estirar con un palote hasta que tenga unos 5mm y esparcir la crema pastelera por toda la superficie.

7. Cortar en dos tiras y enrollar. Deberían quedar dos rollos tipo dos piononos.

8. Cortar cada rollo por la mitad, a lo largo, para dejar a la vista la crema.

9. en dos placas, enrollar las tiras formando una torta.

10. Dejar leudar hasta duplicar su tamaño.

11. Pintar con huevo batido y hornear por 25 minutos a 180°.

12. Dejar templar y disfrutar.

#tortarellena #cremapastelera #cuarentena


396 vistas

© 2023 by Salt & Pepper. Proudly created with Wix.com