Torta de jengibre y cúrcuma

Especialmente diseñada para ostentosos cumpleaños de adultos. Nada de dulce de vainilla y dulce de leche por hoy.


Lo que más me gusta de preparar tortas para cumpleaños de adultos, sobre todo de los osados, es que siempre es una oportunidad para experimentar. Año tras año subo un poco la apuesta con mis sabores: más intensidad, mejores combinaciones, más creatividad.


La torta debe ser la estrella absoluta, así que no hay por qué conformarse con algo estándar. Pueden sacar inspiración de sus postres o tragos favoritos, de alguna especia que tengan por ahí, de las frutas de estación ,cualquier ingrediente es un buen punto de partida.


Esta torta tiene una masa de jengibre y cúrcuma que resulta en una miga perfumada y colorida, muy sedosa y un mini toque de pimienta que lo completa. Para darle más profundidad al sabor y más idea de postre me gusta humedecerla con un almíbar que haga juego con el relleno, pero si prefieren la masa sola, está perfecto.


¿Quién se va a animar?


Torta de jengibre y cúrcuma

24 porciones


Torta

3/4 taza de azúcar

100g de manteca

30cc aceite

2 huevos

1 cda de cúrcuma

1 cda de jengibre molido seco

1 pizca de pimienta blanca

1/2 taza de leche

2 cdas de queso blanco

2 tazas de harina leudante


Almíbar

1/2 taza de azúcar

1 trozo de cáscara de naranja

1 rodajita de jengibre

1 taza de agua


Relleno

Crema de cerezas (ver acá)

350cc crema de leche

2 cdas de azúcar impalpable


1. Colocar la manteca, el queso y el azúcar en un bowl y batirlos hasta que estén muy cremosos.

2. Sin dejar de batir, agregar el aceite en forma de hilo y continuar batiendo hasta que se haya integrado por completo.

3. Agregar los huevos de a uno y batir muy bien. Deberían tener una espuma clara y liviana.

4. Aparte, tamizar la harina con las especias e incorporar al batido intercalando con la leche hasta terminar los dos ingredientes.

5. Cocinar en tres moldes de 20 o 22 cms en horno a 175° durante 20 minutos.

6. Dejar enfriar por completo antes de rellenar.

7. Para preparar el almíbar colocar todos los ingredientes y llevar a hervor por 10 minutos. Para que la torta quede perfecta, siempre debe estar bien fría la torta e hirviendo el almíbar.

8. Batir la crema con el azúcar a punto chantilly. Servir en una manga y reservar en la heladera.

9. Tener lista y fría la crema de cerezas. También colocar en una manga.

10. Para armar la torta, colocar una de las capas y pincelar con almíbar caliente. Cortar la punta de la manga que contiene la crema de cerezas (si fuera descartable) y hacer una capa pareja y prolija desde el borde hasta el centro. Repetir con la crema. Completar de esta forma las tres capas.

11. Con el resto de la crema cubrir la torta distribuyendo bien con una espátula. La idea es que se vea la torta por debajo y tenga una terminación rústica.

12. Refrigerar por al menos 4 horas antes de servir.


Les prometo que esta receta puede reconciliarlos con las tortas de cumpleaños, así que no dejen de probar.//








123 vistas

© 2023 by Salt & Pepper. Proudly created with Wix.com