Tarta tricolor

Todo ser humano tiene derecho a cosas lindas.

Imagínense una Declaración de Derechos Humanos hecha por ustedes. ¿Qué escribirían? ¿Qué les desean a sus congéneres? ¿Por qué derechos lucharían?


Búrlense todo lo que quieran pero este es mi blog y sirve para divagar de lo lindo. Si me preguntan a mí, yo haría de la belleza un derecho. Sin importar lo que cada uno entienda por belleza, hay una intención que se trasluce en las cosas, las palabras y los hechos.


¿Vieron cómo las estaciones de subte que han renovado hacen del viaje una experiencia? O las plazas... las bellas invitan a habitarlas en armonía, las feas dan miedo. ¿Las escuelas! Las marrones y descascaradas evocan las peores emociones, mientras que las bellas (insisto, por miles de criterios) dan ganas de quedarse. Voto por que todos exijamos más belleza.


En mis trabajos, busco la belleza en las palabras, en las imágenes y en la experiencia sensorial en general. Cuando me dispongo a cocinar y a escribir (las dos tareas que hago más), pongo en el centro de mi tarea una intención final de embellecer el mundo de los receptores de mi trabajo. En mi mundito íntimo, dedico unos minutos extra a generar belleza, atractivo y armonía a mi alrededor.


De la receta


Obbbviamente, podrían tomar los tres vegetales, picarlos, mezclarlos con el ligue y rellenar una tarta. ¿La experiencia es la misma? No creo.


Vegetales: yo busqué tres vegetales que se distingan por su color. Pueden usar lo que tengan a mano, siempre cocido al vapor y enfriado para que tenga la menor cantidad posible de agua.


Para lograr capas gruesas y que luzcan más lindas, usé un molde mucho más chico del que uso normalmente, uno de 20cm. Si lo hubiese hecho en una tartera de 26, quedarían capas muy finitas, que además serían difíciles de esparcir.


Hacer una tarta tan alta hace que se extienda mucho el tiempo de horneado. Tengan esto en cuenta al momento de prepararla para no dejar a sus comensales tan hambrientos que después no valoren la belleza. Otro tip, si la dejan descansar un rato, es más fácil de cortar y servir.

Tarta tricolor

Relleno

1 atado de espinaca

2 choclos

3 zanahorias

3 huevos

Sal marina


Masa

1 taza de harina integral

1 taza de avena

2 cdas de sésamo mixto

2 cdas de aceite de coco (u otro)

1 cda de miel

Sal marina


1. Para preparar las verduras, les recomiendo cocinarlas todas al vapor, por muy poco tiempo y dejarlas enfriar por completo. De esta forma conservan la mayor cantidad de nutrientes posible y no retienen tanta agua. Reseervan.

2. Para la masa, pongan todos los ingredientes juntos en un bowl y agreguen agua de a chorritos para formar una masa, van a necesitar una taza y un cuarto aproximadamente. Mezclan con una cuchara de madera mientras sea posible, y después vuelcan en la mesada y amasan hasta tener una masa tierna que no se pegue en las manos. Cubren con un nylon o wrap y dejan reposar en la heladera una media hora.

3. Rocían un molde con spray vegetal o pintan con aceite.

4. Separen un cuarto de la masa para usar como tapa. Estiren el trozo más grande hasta que tenga 1/2 cm de espesor y vean que les alcanza para forrar todo el molde.

5. Forren el molde presionando bien con las manos contra los bordes, así no se cae hacia el centro.

6. Relleno: procesen cada una de las verduras por separado, yo usé espinaca + un huevo, el choclo desgranado + un huevo y las zanahorias + un huevo. Tengan los tres rellenos por separado.

7. Pongan en la base el que esté más firme de consistencia y estírenlo con cuidado. Continúen con los otros dos en orden de densidad y sin manipular en exceso.

8. Estiren el cuarto de masa restante y cubran la tarta. Corten el excedente con un cuhillo y dejen prolijito.

9. Hornear por 60', una hora, dos medias horas a 170°

10. Dejan templar, sirven, sacan miles de fotos, y recién ahí, disfrutan.

#recetassaludables #comidareal #veggie

105 vistas

© 2023 by Salt & Pepper. Proudly created with Wix.com