Sopa cremosa de zapallo

La sopa es una comida completa si le ponemos suficiente onda.


¿Toman sopas? No vale contestar "cuando estoy resfriado"... Me refiero a tomar sopa como elección, pensar en sopa y prepararla con amor, saboreándola desde que prenden el fuego. Yo sí. Le-amo.


Me encanta el aroma que empieza a desprender en cuanto la temperatura sube y cómo la casa parece más hogar cuando la veo hirviendo sobre la hornalla. Y encima, de sólo pensar la cantidad de cosas buenas que inspiran ese aroma, ya me dan más ganas de sopear todos los días.


Una buena sopa


Podemos hacer un caldo o sopa liviana como primer plato para una comida formal o un menú invernal. esas sopas suelen ser con una base de caldo, con ingredientes definidos en cuanto a personalidad, pero no son una comida completa. Su fin no es causar saciedad, sino al contrario, abrir el apetito. En estos casos un buen caldo de carne o verduras con hierbas aromáticas puede ser suficiente.


Ahora, la sopa puede ser una comida completa y en ese caso, necesitamos recurrir a la artillería pesada. Mi favorita es la sopa de zapallo porque adoro las comidas agridulces, pero aún sin recurrir a cereales o granos, podemos lograr una base cremosa con arvejas, papas, batatas o choclo. Esas verduras combinadas con hierbas, especias y alguna proteína van a resultar en una comida densa, cargada de nutrientes, caliente y satisfactoria.


Cómo hacer una sopa cremosa sin crema


Si queremos una sopa cremosa y no tememos consumir lácteos, cualquiera sea la razón, hay varios recursos que podemos utilizar. Los vegetales y tubérculos con alto contenido de almidón son la primera opción para una sopa cremosa: zapallo, papa, zanahoria, mandioca, batata, arvejas, choclo. Esos vegetales van a crear una base muy untuosa que puede combinarse con cualquier ingrediente.


La segunda opción es agregar un grano o cereal que aporte lo untuoso y rico. La avena, el arroz, las lentejas, la sémola. Una pequeña cantidad de cualquiera de estos ingredientes va a convertir un caldo en una crema densa sin necesidad de agregar lácteos o espesantes artificiales.


De la receta


Esta receta no es una receeeeta en sí, sino más una diea de cómo combinar sabores y aprovechar lo que tengan en la heladera. Todos esos poquitos de verduras en el cajón de las verduras pueden funcionar.


Anímense con los condimentos. La sazón y la textura son el secreto de esta sopa de zapallo. No le amarreteen. Incluso si son valientes, juéguense con algún picantito que encuentren por ahí.


A mí me gustan mucho las decoraciones y toques de sabor sobre el plato terminado. En este momento tenía pepinos agridulces en vinagre y además preparé unos croutons con semillas que agregan algo crujiente y oleoso que queda muy bien.


Sopa cremosa de zapallo

4 porciones

30 minutos


500g de zapallo anco con cáscara

1 puñado de perejil

1 diente de ajo

1 cebolla

1 zapallito

1 cdta cúrcuma

1 cdta nuez moscada

1 cdta de garam masala

3 cdas de leche de coco en polvo

(o 1/2 taza de leche de coco líquida)

Sal marina


Para decorar: croutons, perejijl, girasol, pickles, huevo pochado, tofu picado...


1. Cortar el zapallo en cubos con cáscara y todo. Colocarlo en una olla con suficiente capacidad para todo lo que tienen.

2. Picar el resto de las verduras y sumarlas.

3. Agregar los condimentos, la leche de coco y cubrir todo con agua filtrada.

4. Dejar hervir a fuego bajo durante unos 15 minutos. Una vez que las verduras comienzan a desarmarse, pueden procesar con el minipymer o pasarlo a la licuadora.

5. Una vez procesada, probar, ajustar el sabor y llevar a hervor nuevamente durante unos diez minutos.

6. Dejar reposar unos 10 minutos antes de servir.

7. Decorar con los ingredientes que tengan a mano, combinando los sabores que más les gusten.

8. Ponerse muy contentos con esta comidaza.

#recetassanas #sopadezapallo #veggie



© 2023 by Salt & Pepper. Proudly created with Wix.com