Scons clásicos

Ojo con pensar que son sólo para la hora del té, porque los hacemos funcionar de mil maneras.


¡Le-amo a los scons! Lo confieso a corazón abierto y ahora les cuento por qué.


Los scons hechos como Zeus indica no son demasiado dulces y tienen una textura suave en el centro y ligeramente crujiente por fuera. Van fantástico con mermeladas y jaleas, pero también son un excelente acompañamiento de platos salados.


Como tienen una parte importante de manteca, se recuperan muy bien en la tostadora, el horno o incluso una plancha. Dos minutos de calor los hacen volver al esplendor de recién horneados. Traducido al español, los hacen en cualquier momentito y los calientan cuando tienen una ocasión especial y quedan como ingleses. ¿Qué me cuentan?


Como si ya no fueran la bomba, con mis tips se van a dar cuenta que tener una masa en el freezer es la mejor decisión que pueden tomar. Sirve para hacer distintos bocados y complementos apetitosos y rápidos.


El veintiúnico secreto es lograr un buen arenado al principio de la preparación. ¿En qué consiste? En hacer pequeñas láminas de manteca fría, para que luego en el horno se formen esas láminas de masa tan apetitosas. Para que este paso sea exitoso la manteca tiene que estar bien fría, y deben trabajarla lo más rápido posible, sin dejar que se derrita.


Scons

12 unidades

30 minutos


200g harina leudante

30g azúcar

1 cdta sal fina

50g manteca

1 huevo

1/4 taza de crema de leche

1 cda vinagre blanco

Yema para pintar


1. Colocar la harina, el azúcar y la sal en un bowl. Mezclar.

2. Cortar la manteca bien fría en cubos y mezclarla con la harina.

3. Con las manos, o con un cornet, formar el arenado o estas pequeñas láminas que les contaba.

4. Hacer un hueco en el centro y colocar el huevo, la crema y el vinagre. Mezclar con un tenedor para romper la yema.

5. Con ayuda de un cornet, ir integrando la harina sin amasar ni mezclar demasiado, sólo fresando. Van a conseguir unas migas gruesas.

6. Volcar la mezcla sobre la mesada y terminar de unir sin amasar, presionando. Envolver en papel film y dejar reposar 30 minutos en la heladera.

7. Encender el horno a 180°

8. Estirar la masa con un palote sobre la mesada enharinada. Cuando tenga 1 cm de espesor, plegar sobre sí misma y volver a estirar hasta que tenga 1,5 cm de espesor. Al cocinarse se va a separar en dos capas y ahí le vamos a poner el relleno delicioso que hayamos pensado. Cortar 12 scons.

9. Hornear por 20', retirar y servir de inmediato.

Dominar los scons clásicos les va a permitir hacer muchas variantes dulces y saladas, así que tómense un momento para aprender esta receta de memoria y practicar el arenado.

© 2023 by Salt & Pepper. Proudly created with Wix.com