Salsa blanca en dos versiones

Un básico de la cocina francesa que van a querer sumar a cada plato.


Tal vez les pasa como a mí, que de chicos detestaban la salsa blanca. En el colegio nos daban una pasta gratinada que me parecía horrorosa, pero ahora sé que era porque estaba mal hecha. La harina grumosa, sin suficiente sabor, la pasta sobrecocida... era un anti-mmm. Más cerca de un puaj.


Cuando probé la salsa Bechamel hecha como Zeus manda, ya no pude dejarla. No sé si hay algún plato donde piense: "acá no pondría Bechamel". Me encanta en los clásicos como la lasagna, la pasta gratinada o el croque madame. Me gusta para untar una tostada de pan de ajo, en la pizza de vegetales y acompañando una polenta especiada. No viene mal para armar un dip y funciona genial como ligue de tartas. ¿Qué les puedo decir? Me encanta.


Hoy probé por primera vez hacer mi salsa blanca vegana, es decir, sin productos derivados de animales. El resultado es fantástico: excelente textura, sabor y calidad nutricional. Aún si no practican el veganismo, tienen una versión 100% vegetal para sumar a sus recetas.


Directo a la receta.


Salsa blanca tradicional


40g de manteca

3 cdas harina común

500cc leche

Sal

Nuez moscada


Salsa blanca vegana


2 cdas de aceite de coco u oliva

3 cdas de harina común

400 cc leche de almendras

Sal

Pimienta

Nuez moscada


Procedimiento (el mismo para los dos)


1. Colocar la materia grasa en una cacerola y con el fuego bajo/medio, dejar que se derrita.

2. Agregar la harina y mezclar para formar una pasta lisa y espesa. Dejar cocinar por unos 2 minutos revolviendo todo el tiempo.

3. Comenzar a agregar la leche de a chorritos y continuar revolviendo para que la masa se disuelva en la leche. Al principio cuesta un poquito, pero con ayuda de un batidor de mano o una cuchara de madera, la masa se va a integrar.

4. A medida que la mezcla va espesando pueden ir agregando más leche hasta tener la densidad que buscan.

5. Condimentar y continuar cocinando hasta que comience a hervir en los bordes.

6. Utilizar a gusto.


Esta es la forma tradicional de preparar y sazonar la salsa blanca, pero pueden agregar cebolla rehogada, alcaparras, o cualquier otro saborizante que les guste. Con estas cantidades van a tener 4 porciones de salsa para usar dentro de los 3 días de elaborada. Cuéntenme cómo la van a usar primero.//

© 2023 by Salt & Pepper. Proudly created with Wix.com