Profiteroles rellenos

Detalles, detalles, detalles, esa es la cuestión. Cada vez que escribo una receta clásica pienso "¿Para qué la escribo si hay miles?" Pero si las hago en historias las piden mil veces, así que acá estamos de nuevo, pero con un twist.


Antes de empezar a recetear les quiero contar que he estado pensando en cerrar esta web... Cuando la abrí, la hice por dos motivos principales: despuntar el vicio de escribir y generar algo de dinero para poder dedicarme a lo que me gusta. Mantenerla es muy caro y no ha generado ni un centavo a partir de ella, así que...


En fin, tengo un tiempito para pensarlo, pero les aviso por si quieren anotar algo, preguntar.


De la receta


Esta receta entra en la categoría de las fáciles, pero hay que prestar atención a un par de detalles en cuanto al procedimiento.


Profiteroles rellenos


250cc leche (yo uso descremada)

120g manteca

150g harina común

Pizca de sal

de 3 a 4 huevos


1. Colocar la leche y la manteca en una cacerolita y llevar a hervor suave.

2. Cuando la manteca esté derretida y comience a hervir, agreguen de una sola vez la harina tamizada y mezclada con la sal.

3. Cuando incorporen la harina van a ver que se empieza a formar un bollo muy rápido. Mezclen constantemente con una cuchara de madera hasta que se forme un bollo liso, que se despegue de los costados y el fondo de la olla. Esto debería tomar unos dos o tres minutos.

4. Pasen el bollo de masa a un bowl grande y dejen que se temple por al menos 10 o 15 minutos. Enciendan el horno a 220°

5. Una vez templado, agreguen 1 huevo y remuevan con la cuchara de madera. Al principio va a parecer que está mal: se separa en trocitos pequeños y parece una sopa de ñoquis. Ustedes sigan revolviendo.

6. Van a saber que está completamente integrado cuando tengan de nuevo una masa muy pesada, pero uniforme.

7. Agreguen el segundo huevo y repitan.

8. Agreguen el tercer huevo y repitan. Ahora deberían tener una masa más liviana, uniforme, suave.

9. Para saber si la masa está lista van a emparejar la superficie y pasar la cuchara como si intentaran dividirla en dos. Está perfecta si a medida que pasa su dedo la masa se vuelve a unir por detrás. Si queda separada, está demasiado dura y falta huevo. Si no se forma un surco, está demasiado blanda.

10. Coloquen la masa en una manga y hagan copitos de unos 3cm de diámetro, separados por unos 5cm entre sí. Si les queda un pilín hacia arriba en su copito, pueden achatarlo con el dedo húmedo.

Para hornearlos, los van a cocinar 10 minutos a 220° y luego unos 20 adicionales a 180° o hasta que los vean dorados y hermosos.


Con estas cantidades van a hacer 2 docenas de profiteroles grandes y van a necesitar una receta de crema pastelera de 1litro de leche (Vean acá)



97 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo