Polvo de hornear casero

Cada día estoy más convencida de que si no tomamos toda esa información que está dando vueltas, la comprobamos y la convertimos en conocimiento útil para mejorar nuestra vida, no sirve de nada.


Todos consumimos horas de videos, posts y artículos en cuanto dispositivo existe, pero ¿en qué se convierten esos datos? ¿Los usamos? ¿Mejoran nuestra experiencia de vida? Piénsenlo, el único fin del conocimiento es ser la base para nuevas formas de acción, y en última instancia, un dominio más diestro del mundo que nos rodea.


Algo pasó en la cocina entre la época de nuestras abuelas y hoy. Hace dos generaciones cualquier persona sabía resolver cuestiones domésticas de la más diversa índole, cultivar sus alimentos, fabricar su ropa y sus muebles, curar dolencias básicas de forma natural y quién sabe cuántas cosas más. No vamos a entrar en la discusión de quién es el culpable de la pérdida de todo ese conocimiento, pero sí lo vamos a reparar.


El polvo de hornear es un agente leudante compuesto por una parte salina (generalmente bicarbonato de sodio, aunque no siempre) y una parte ácida. Lo que sucede al mezclarlos y humedecerlos es que generan una reacción efervescente en dos etapas, una instantánea y una retardada, activada por el calor. Como resultado, se generan burbujas de dióxido de carbono que forman celdas en nuestras masas y crean la más deliciosa y esponjosa miga.


Saber cómo lograr distintos efectos leudantes es importante porque algún día pueden tener una emergencia de polvo de hornear y también porque, y esto es importante, el bicarbonato muchas veces se mezcla con aluminio para aumentar su volumen y eso es terrible para nuestra salud. Si deciden preparar su polvo de hornear casero, les recomiendo ir a la farmacia y pedir específicamente "bicarbonato de sodio libre de aluminio".


La proporción de polvo de hornear que van a usar en una receta es muy variable y va a depender de la cantidad de materia grasa, de los ingredientes adicionales, del tipo de harina y del efecto final que buscamos. Las cantidades que les dejo en la receta son las necesarias para mantener la proporción básica. Pueden hacer sólo la cantidad que necesitan o hacer un frasquito y guardarlo igual que el comprado.


Tip: Si una receta les indica utilizar 1 taza de harina leudante, pueden reemplazarla por 1 taza de harina 0000 + 1 cda (15g) de polvo de hornear.


Polvo de hornear casero


1 cdta de bicarbonato de sodio sin aluminio

2 cdtas de cremor tártaro

*Si lo van a preparar en un frasquito, les recomiendo que no sea muy grande y añadan 1 cda de fécula de maíz para conservarlo seco.


Simplemente mezclan los ingredientes y utilizan la cantidad que indique la receta.




© 2023 by Salt & Pepper. Proudly created with Wix.com