Pastelería saludable para principiantes

Venís fantástico con tu alimentación: incorporaste ensaladas a todas tus comidas y aprendiste un montón sobre ingredientes que hasta hace poco eran chino básico. Pero llega el fin de semana y no se te ocurre cómo reemplazar los churros y las facturas. Mala te cubre las espaldas con este budín de banana.


Tal vez piensen diferente, pero las comidas principales me parecen más sencillas de resolver de manera saludable. Una carne con ensalada, un guisito de verduras o unas hamburguesas de cereales son soluciones deliciosas para comer en casa o preparar viandas. Ni hablar de las ensaladas que con un poco de onda pueden convertirse en comidas completas en un periquete. Pero, ¿es igual con los postres y las meriendas?


Cuando empecé a cambiar mi alimentación comía esos postrecitos lácteos en cada comida o ataque de "algorrico" porque no me imaginaba cómo suplantarlos (con algo que no sea fruta...). Y sabía que no eran buenos, que suman calorías vacías, que son ultraprocesados y que, al fin y al cabo, ¡ni son ricos!


En las meriendas me arreglaba bien con panqueques de avena y mermeladas light u omelettes (a mí me gusta la comida salada a cualquier hora), pero no me animaba a servir eso a mis visitas... es el tipo de cosas que termina en una discusión filosófica sobre la alimentación. Y no se puede andar por la vida explicando y explicaaando nuestras decisiones. Pero de verdad fue todo un camino aprender a preparar dulces más saludables y super ricos.


Hoy quiero compartir con ustedes una de las primeras recetas que aprendí a hacer. No es extrema, es decir, de las que no tienen azúcar ni harina ni sal ni lácteos ni nada. es intermedia en cuanto a calidad de los ingredientes, pero su sabor es exquisito y es un gran paso hacia una alimentación de mejor calidad. Anyways, es mil veces mejor que cualquier churrito de panadería o magdalena de paquetito.


Eeeen fin. Espero que lo intenten porque es sencillo y lo pueden ir transformando mediante la incorporación de trozos de frutas, frutos secos, o lo que prefieran. Se puede freezar en porciones y tener a mano para recibir visitas o para esos momentos de máxima necesidad de algo dulce.



Budín saludable de banana y chocolate

12 porciones

50 minutos



1 banana madura

1/2 taza de azúcar de coco

1 huevo

1 cda esencia de vainilla

1/4 taza de aceite

1 taza de salvado de avena

1 taza de harina leudante

1 cda polvo de hornear

70g chocolate semiamargo picado

1/2 taza de nueces








1. En un bowl pisar la banana hasta que esté hecha un puré.

2. Agregar el azúcar y batir hasta que la mezcla se vea uniforme.

3. Agregar el huevo, la vainilla y el aceite y batir de nueeevo hasta que se vea todo del mismo color y muy suave.

4. Agregar el salvado de avena, la harina y el polvo de hornear e incorporar con una espátula. No hace falta batir ni mezclar en exceso.

5. Agregar el chocolate y las nueces picadas y mezclar.

6. Verter en una budinera de 1 litro de capacidad y llevar al horno por 35/40'. Probar el punto de cocción con un palito de brochette. Es una masa muy húmeda, pero debe salir limpio el palito.

7. Dejar templar y servir con un café delicioso...


Cosas varias

* Este budín es saludable y ecológico porque todo lo que necesitan es un bowl y un batidor de mano. Incluso las cantidades no tienen que ser ultra super exactas, tranquilos.


*Si quieren obviar el azúcar, pueden usar 2 sobres de Stevia. La idea es que no sea un dulce saturado, sino más bien sabroso. Otras opciones son miel o azúcar mascabado.


*Para los más frutales, un puñado de frambuesas o arándanos congelados y unos trocitos de chocolate blanco lo convierten en oooootra cosa.


Bue... me voy... a comer mi porción... chau.


229 vistas1 comentario

© 2023 by Salt & Pepper. Proudly created with Wix.com