Pastel de pollo cremoso y kale

La profesión me invade: el plato como un todo.



Para estas alturas la mayoría de mis lectores debe saber, o no, ¿quién me creo que soy?, que soy Traductora de Inglés. Me encanta la lengua en general, el inglés y el español en particular, la literatura, las palabras, el pensamiento... esas nimiedades. En el día a día veo como mi formación se cuela en cada cosa que hago, en como hablo, como escucho y como escribo, primero, pero también en cómo veo la realidad.


En traducción consideramos que la unidad de traducción es el texto. El texto es una entidad autocontenida que tiene sentido por sí sola y debe verse en su conjunto. Hay textos extensos y complejos, llenos de pasajes y vericuetos, y textos mínimos, directos y efectivos. Pero los reconocemos por su "redondez", la sensación de cosa terminada que nos dejan. Por algún loco síndrome que debo padecer, me da placer esa sensación de completud. También adoro palabras como completud.


Con la comida me pasa lo mismo. Me dan mucho placer crear platos que sean conceptualmente completos, que se sirven y uno siente que ha logrado una combinación de nutrientes, sabores y texturas perfecta. Este tipo de pastel es un ejemplo perfecto de todo en lo que creo en la cocina. Ni hablar de los beneficios extra de hacerlos y servirlos en una misma fuente... arrrte.


Les cuento todo esto a riesgo de que se enteren de la chifladez que me aqueja. Sería lindo si alguien dijera: A mí también me pasa. Receta.


Pastel de pollo cremoso y kale

4 porciones

45 minutos


1 cebolla

1 diente de ajo

1 pechuga de pollo completa

2 cdas de harina común

1 1/2 taza de caldo de pollo / agua / leche de coco

1 cdta estragón

Sal y pimienta

1 puñado de kale

1 papa grande (350g aprox)

Manteca para pintar

Sal marina


Antes de cocinar:

*Si tienen una sartén apta para horno y para servir, sería ideal. Si no, pueden usar una olla o sartén cualquiera y después armar el pastel en una Pyrex o fuente apta para horno y mesa.

*Cualquiera de los tres líquidos que les recomiendo quedan riquísimos. Con agua queda una versión más suave, con caldo suman algo de sabor tradicional y con leche de coco tiene un extra más étnico.

*El pollo con estragón es una de mis combinaciones favoritas, pero no teman en utilizar sus hierbas favoritas. No puede fallar.


1. Pican la cebolla bien chiquita y la cocinan más bien lento con unas cucharadas de aceite de oliva. La idea es que quede tierna.

2. Agregan el diente de ajo picado y mezclan por un minuto.

3. Cortan la pechuga en cubitos pequeños y la agregan al sofrito. La saltean por 2 o 3 minutos y condimentan.

4. Espolvorean con la harina y remueven por un minuto para que se cocine la harina. Es importante para que no quede gusto a masa.

5. Tengan el líquido que hayan elegido ya caliente para que no baje la temperatura del sofrito. Agregan el líquido y remueven hasta que quede muy cremoso.

6. Probar y ajustar la sazón, very important. Retirar del fuego.

7. Encender el horno a 180°

8. Cortar el kale en trocitos y agregarlo a la preparación. Mezclar y reservar.

9. Pelar y lavar la papa. Con ayuda de la mandolina cortarla en rodajas finas y distribuirlas sobre el relleno.

10. Pintar con manteca derretida y agregar unas escamas de sal marina.

11. Hornear por 30' y luego encender el grill por 2 minutos más para un extra dorado.


¿Preguntas? ¿Sugerencias? Me ecriben.

© 2023 by Salt & Pepper. Proudly created with Wix.com