Felicidad en forma de pancakes

¿Les pasa que la forma en la que arrancan el día determina cómo se sienten después? A mí, sí. Por eso me gusta levantarme con suficiente tiempo para hacer un par de respiraciones, establecer un par de objetivos y, sobre todo, desayunar.

Los pancakes son ideales para agasajar a muchos comensales.

Desayunar es por lejos la comida favorita de mi familia. Felices los cuatro… Gapu y Gab son amantes de lo salado, Cande y yo somos más de dulces. En casa no pueden faltar huevos, diferentes panes, mermeladas caseras, frutas e ingredientes básicos de pastelería. Lo genius del desayuno es que se arma todo muy rápido y la felicidad dura todo el día. Es más, a veces incentivo a los niñígenas a levantarse temprano con la promesa de un desayuno de película.


Hay mil maneras de cambiar las tradicionales tostadas por algo de mejor calidad. En orden de dificultad, pueden arrancar con la incorporación de un plato de frutas y queso, reemplazar la manteca por palta, servir unos bollitos caseros (pueden ser congelados) o experimentar con huevos… ¡Ya quiero que sea mañana!

Por si alguien se siente tentado de divertirse un poco en el desayuno y jugar a que es un hotel, les propongo hacer pancakes. Son ultra sencillos, rendidores y delicioooosos. Es Lauresco.



Warning: de esto no se vuelve. NI sueñen con volver a servir una tostada de pan lactal de supermercado. Cuentas claras conservan la amistad.

Pancakes


2 huevos

2 cdas de azúcar

1 cdta sal

2 tazas de harina leudante

2 tazas de leche (aprox)


1. La masa es muy muy sencilla. Primero coloquen los huevos en un bowl y mezclenlos ligeramente. Agreguen el azúcar y la sal y mezclen de nuevo. Con un batidor de mano funciona perfecto, y en todo caso, con un tenedor también.


2. Comiencen a añadir la leche y la harina intercalando un poco de cada una. Tengan paciencia para que no les queden grumos . El punto de la masa es más firme y viscosa que la masa de crepes. Van a saber que está en su punto al volcarla en la sartén o plancha y ver que no corre. Lo bueno es que siempre están a tiempo de ajustar la densidad agregando harina o leche.


3. Para cocinarlos, colocan la sartén de hierro, sartén de teflón, plancha de chapa, o lo que tengan a mano sobre el fuego para que este templada. Según la sartén que usen van a necesitar un poco de spray vegetal, aceite o manteca.


4. Una vez caliente la sartén, no mucho, es importante que tenga una temperatura pareja más que nada, vuelcan una porción de masa con ayuda de un cucharón. Chequean el punto y la temperatura con el primer pancake y así continúan hasta terminar la masa.


5. El proceso va así: vuelcan la masa y ven que no se expanda mucho. Al minuto más o menos van a ver que se empiezan a formar burbujas en la superficie y al reventarse dejan agujeritos. Eso es perfecto. Cuando ven muchos agujeritos, dan vuelta el pancake y lo cocinan un minuto. No puede llevar más de 3/4 minutos en total. Saben que la temperatura es la adecuada cuando el pancake está dorado, pero no quemado y tampoco lleva mucho tiempo (esto haría que quede seco y duro).


6. Sólo queda cocinar todos y servirlos acompañados de cualquier cosa que se les ocurra. La versión clásica lleva jarba de arce y manteca, pero las frutas, las mermeladas, el dulce de leche o la ganche le van perfecto.



Tips y reemplazos

* Una plancha de dos hornallas es ideal para acelerar los tiempos. Pueden usar las dos mitades para cocinar o pueden cocinar en una y mantener tibios los pancakes en la otra.

* Si quieren hacer un mega ahorro de tiempo, en un caso de máxima necesidad, pueden dejar la masa preparada desde la noche anterior.

* Cuando decidan hacerse los pro, sumen unos arándanos a la masa y se consagran.

* Por último, no es exactamente lo mismo, pero si les sobran, los pueden recuperar calentándolos en el microondas en un plato cubierto con film.

* Pueden utilizar sólo claras si quieren reducir la cantidad de grasa.

* Para una versión sin tacc a mí me gusta la semita de maíz combinada con harina de quinoa. La verdad es que las premezclas no son lo mío, pero pueden probar.

* El azúcar es reemplazable por cualquier endulzante.



Quiero ver fotos. No de los pancakes, ¡de las caras de sus familias!//

517 vistas1 comentario

© 2023 by Salt & Pepper. Proudly created with Wix.com