Pan multicereal sin amasado

Justo cuando creen que ya probaron todos los panes, bam!


¿Les conté sobre mi amiga que dice que las ciudades que viven de actividades primarias tienen poblaciones emocionalmente más saludables? No es científico, por supuesto, pero le creo 100%. Las actividades relacionadas con la tierra implican respeto por los procesos, observancia de los tiempos de la naturaleza, tolerancia a los fenómenos físico-químicos y fe, mucha fe. Mi amiga dice que cuando uno está ocupado en estos quehaceres, no tiene tiempo de quejarse ni de distraer la mente con sinsentidos. Compro.



Salvando las distancias, la cocina es igual. Uno puede conocer técnicas, ingredientes y recetas, pero hay que aproximarse con humildad y curiosidad, como todo lo bueno. Los procesos largos, con ingredientes simples, cumplen aún más con esta lógica y por eso son mis preferidos. Adoro los panes por esa oportunidad extra que me dan de conectar con la naturaleza y parar la locura.


Siiiiin embargo, hay ocasiones en las que queremos nuestro pan casero en poco tiempo y sin ensuciar la cocina. También vale. Para esos días, y también para otros, porque la miga de este pan es de otro mundo, les comparto este pan multicereal que no lleva amasado y que tiene cero dificultad.


De la receta


Harinas: Hoy usé una combinación de harina de centeno integral molida a piedra, harina de trigo integral y harina de trigo sarraceno. Podría ser cualquier combinación de harinas con gluten y, si tienen ganas, pueden agregar hasta un 20% de alguna sin gluten. Más que nada para aportar sabor y humedad.


Pan multicereal sin amasado

1 pan enooorme


700g de harinas combinadas

(400g trigo integral, 200g centeno, 100g trigo sarraceno)

2 cdas aceite de oliva ev

1 cda sal marina

10g levadura deshidratada o 50g fresca

560cc agua filtrada


  1. Mezclar las harinas en un bowl grande.

  2. Agregar la sal y el aceite y mezclar.

  3. Agregar la levadura.

  4. Incorporar toda el agua, con confianza, y dejar reposar 4 o 5 minutos.

  5. Mezclar con una cuchara de madera por 3o 4 minutos hasta que toda la harina esté incorporada y tengan una mezcla muy chiclosa. No se asusten, esto es todo lo que tienen que hacer.

  6. Cubren con un wrap ecológico o un paño de cocina y dejan leudar al menos una hora. Si el ambiente es muy cálido, van a notar que empieza a crecer muy rápido y si está fresco, va a tardar más. Lo importante es que duplique su volumen y vean muchas burbujas.

  7. Vuelquen sobre la mesada y con ayuda de un poco de harina formen un bollo, o la forma de su molde, y denle tensión presionando un poco.

  8. Coloquen la masa en el molde, que tiene que estar aceitado y dejen leudar nuevamente hasta que duplique su tamaño. Enciendan el horno a 190°

  9. Si usaron toda la masa en un solo molde, les va a llevar 25 minutos aprox. Pueden dejarlo 5 minutos más para una corteza más crujiente. Yo usé un molde de pan lactal así que lo cociné 25'.

  10. Una vez que lo sacan del horno, dejan reposar 10 min y desmoldan.

  11. Rinde al menos 24 rebanadas muy buenas!






© 2023 by Salt & Pepper. Proudly created with Wix.com