Dulce de tomates cherry

Actualizado: 8 de dic de 2018

Ya saben que me encanta rotar los sabores de mis menús y la forma más sencilla es seguir las temporadas y aprovechar cada producto en su momento.




Consumir los productos de estación es una forma de contribuir con el medio ambiente, de disfrutar el sabor al máximo y de optimizar nuestro presupuesto. Cuando un vegetal está en temporada, lo vemos por todos lados y no alcanzamos a consumirlo en las comidas diarias. La respuesta Lauresca a este inconveniente siempre es: CONSERVAS.


El kilo de verduras de estación: veri baratit. Abrir la alacena y encontrar picles, mermeladas, salsas, chutneys... no tiene precio. Y lo mejor es que no sólo son deliciosas y salvadoras, sino que es un regalo espectacular. ¡La gente adora recibir regalos gourmet!


En fin, les voy a enseñar a preparar mi versión favorita de un dulce de tomates cherry que, dicho sea de paso, preparé con tomates cherry anaranjados que me regaló mi verdulero. Win-win. Pero con cualquier variedad de tomates va a estar perfecto.



¿Quién no amaría recibir un regalo así?

Notas y tips


* Como siempre, asegúrense de utilizar una olla de buena calidad, que sea de un material pesado y fondo grueso. No les recomiendo utilizar ollas recubiertas de teflón porque las mermeladas exceden la temperatura que se considera segura. Una cacerola de acero, hierro, cerámica o barro serían lo óptimo.


* Si justo consiguen tomates redondos o perita, también pueden preparar esta receta. Lo que sí les recomiendo es pelarlos porque la piel es muy gruesa.


* El carozo que le agregamos es un secreto que me enseñó mi mamá. Contribuye a crear un sabor profundo y complejo. Qué se yo, todo suma.



Dulce de tomates cherry



Está disponible el video del Dulce de Tomates en youtube.

1. Cortar los tomates a la mitad y colocarlos en la olla.

2. Rociar con el jugo de limón y agregar el carozo.

3. Agregar el azúcar y las especias y mezclar.

4. Llevar la olla sin tapar a fuego mínimo. Revolver ocasionalmente hasta que comiencen a ver que el almíbar espesa. Esto lleva entre 1 hora y una hora y media (depende de la olla, la hornalla, la maduración de la fruta...), pero más que nada presten atención al punto.

5. Probar la textura volcando una cucharadita de mermelada en un plato limpio. Dejan reposar 2 minutos y colocan el plato en posición vertical. Si la mermelada se desliza, todavía no está lista y deben seguir cocinándola un rato más . Si queda en su lugar, o corre lentamente, ya está en su punto.

6. Si prefieren una mermelada uniforme y suave, pueden utilizar un mixer para licuarla dentro de la olla. No la pasen a la jarra de la licuadora porque la temperatura podría romper el plástico. Recuerden retirar el carozo antes de procesar.

7. Agregar los granos enteros de pimienta porque quedan bellos en la mermelada.

8. Enfrascar siguiendo los procedimientos de seguridad y etiquetar con la fecha de elaboración.


Comparto con ustedes las recetas que más más más disfrutamos en casa, ojalá les encanten como a mí y se animen a sumar sus propios cambios. Recuerden que cada vez que evitan consumir un alimento procesado, están sumando calidad a su vida. Ya vieron que es muy fácil y el resultado es increíble. Espero sus historias sobre mermeladas. Los leo.//



107 vistas1 comentario

© 2023 by Salt & Pepper. Proudly created with Wix.com