Aquafaba casero

Si a tu pastelería plant-based le faltaba algo, acá está.


Si les estaba faltando un alguito bello en la vida, acá está. Merengue espumoso, delicioso y vegano para darle esa terminación perfecta a cualquier postre. Una vez preparado se utiliza igual que el merengue tradicional; lo pueden flambear, secar y teñir a gusto.


¿Qué es el acquafaba?

El o la aquafaba, es una palabra inventada así que para el caso es lo mismo, no es otra cosa más que el líquido de la cocción de los garbanzos y los porotos alubia. Obviamente hay un montón de cuestiones químicas que no entiendo, pero la idea es que durante la cocción, distintos azúcares y proteínas pasan al agua y forman este líquido que funciona como aglutinante y espumante, justo como el huevo.


¿Para qué se utiliza?

Se utiliza en las mismas preparaciones en las que utilizarían huevo para unir, dar estructura, cremosidad y una textura aireada. En repostería da resultados idénticos al huevo en maccarons, mousses, merengues y salsas. En la cocina salada pueden usar aquafaba en cremas, purés, ligues y masas.


¿Casero o de lata?

Como siempre, prefiero las versiones caseras, libres de conservantes y esas chatarrerías, pero la verdad es que no siempre tenemos el tiempo o tememos arriesgarnos. La aquafaba de lata tiene la ventaja de estar equilibrada y eso nos garantiza el éxito de nuestro plato. Ajustar la versión casera a veces lleva su tiempo.

Acquafaba casero


1 taza de garbanzos

Agua filtrada


  1. Colocar los garbanzos en un bowl con suficiente espacio libre y agregar agua hasta que duplique la altura de garbanzos.

  2. Dejar en la heladera durante al menos 12 horas.

  3. Una vez pasado el tiempo, colar y medir con una taza nuevamente los garbanzos (la cantidad debería ser mayor debido a la hidratación).

  4. Colocar los garbanzos en una cacerola y agregar tres veces la cantidad en agua. Es decir, si tienen 2 tazas de garbanzos, agregar 6 tazas de agua.

  5. Llevar a hervor a fuego bajo con la olla semi tapada y cocinar por 30 minutos.

  6. Dejar templar en la olla y luego conservar en la heladera por al menos otras 12 horas para que se concentren los sólidos.

  7. Utilizar de acuerdo con las indicaciones de la receta.




204 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo