Masa de tarta multifunción


No me interesa si no hay lugar en el freezer. Sacan un pote de helado, un paquete de esas patitas de "pollo" y hacen espacio para esta masa que les va a resolver la vida más de una vez.



Masas de tarta hay miles, pero las buenas son las caseras. Aún cuando le falte sal, esté un poco dura o, al revés, muy blanda, no importa. Una masa de tarta casera se prepara con 3 o 4 ingredientes, sin nada raro, y eso es lo que cuenta. Y no se desalienten si a la primera no les sale la masa tal cual les gusta. Sean pacientes y sigan probando.


Si tienen ganas de entretenerse, pueden ver otras recetas como estos Muffins Multiverdura



Mi masa favorita


Esta masa que les voy a enseñar es la favorita de casa porque es ligeramente dulce, se desmiga en la boca y deja un aftertaste mantecoso que mmm... ni les digo. La usamos tanto para tartas dulces como saladas e incluso, cuando no hay nada especial para una merienda de domingo, la usamos para hacer bizcochos y otros dulces.


Los que me siguen desde hace un tiempo habrán visto que nunca preparo tartas con dos masas. O uso masa de base y dejo el relleno al descubierto, o convierto el relleno en un pastel y utilizo la masa como tapa y la pinto con huevo para que se luzca en su esplendor. Esta última es mi versión favorita.


¡Pueden ver lo crujiente que es la masa?

Antes de amasar


Siempre hago esta masa a ojo, así que si algún día tienen menos de algo, no se hagan mucho problema. También se pueden mezclar harinas, usar harina de trigo integral, obviar el azúcar y todas las variantes que se les ocurran. Obbbvio que el resultado va a ser diferente con cada cambio, pero nunca va a quedar fea. Tengan fe.


Ahora lo que sí es importante e irreemplazable. Es importante usar la manteca fría y formar el arenado sin que se caliente. Hay muchas técnicas para esto: con un cornet, con dos cuchillos, con estrellas ninjas, con rayos láser y, como a mí me gusta, con las manos. Es preferible pensar que tienen que formar unas pequeñas láminas, no grumos o pelotitas. Esas láminas de manteca son las que van a formar capas cuando la tarta esté en el horno.




Lo segundo que tienen que respetar si quieren esa textura semi hojaldrada que distingue a esta masa de otras, es el amasado. O el NO amasado, en realidad. Una vez que formaron el arenado, lo único que tienen que hacer es plegar la masa un par de veces sobre sí misma. No va a quedar un bollo suave y liso, sino que van a ver trozos de manteca, migas gruesas y una superficie rugosa y despareja. Así está bien.


Lo último es el descanso. Para que la masa se relaje después de manoseo inicial y que la manteca vuelva a enfriarse del todo, es necesario dejarla descansar al menos 30 minutos en la heladera. O de una día para el otro. Cuando esta descansada se estira con facilidad y queda perfect.


Ahora podemos amasar.



Masa para tartas (y otras cosas)

1 tapa



1 1/2 taza de harina leudante (300g)

1 cdta de sal

3 cdas de azúcar

75 g manteca

2 cdas de vinagre

1 cda de aceite

1/2 taza de agua fría aprox.


1. Mezclar los ingredientes secos y el aceite.

2. Agregar la manteca fría cortada en cubos y formar esas hojuelas de las que lee hablé antes.

3. Hacer un hueco en el centro y agregar el agua y el vinagre. Con una espátula o una cuchara, comenzar a integrar la harina desde afuera hacia adentro.

4. Volcar en la mesada y plegar un par de veces hasta que toda la harina se haya incorporado. Como ya leyeron todo lo que escribí arriba, no les voy a decir que no se preocupen por hacer que quede muy prolija.

5. Cubrir con film y refrigerar por al menos 30 minutos.

6. Al momento de utilizarla, la estiran hasta que tenga 1/2 cm de espesor y rellenan a gusto.


Así envuelta como la llevaron a descansar pueden guardarla en el freezer por hasta 3 meses y dejarla media hora en la mesada antes de utilizarla.


Espero que les super encante, les super sirva para mejorar su cocina y que hagan miles de rellenos para disfrutarla. Cualquier cosa, me escriben. Los leo.//




© 2023 by Salt & Pepper. Proudly created with Wix.com