Germinados

Ni se imaginan la magia que puede haber dentro de un frasco.


Estos días me he sentido particularmente sensible. Soy bastante maricona y me conmueven las cosas más sencillas, pero estos días, puff. Moco tendido. De las cosas que vemos en las redes, y no voy a entrar en qué es verdad y qué es circo, me emocioné con las personas que dejan notitas ofreciendo a sus vecinos hacerles las compras. Me emocioné con la cantidad de gente compartiendo recursos de calidad, tutoriales, libros, todo gratis. Me conmueve el personal de las fuerzas trabajando para que todos estemos bien. Me inspiran las enfermeras, personal de apoyo y médicos en los hospitales. Ustedes saben. Ahora vamos a ver de qué estamos hechos.


En casa hablamos mucho sobre cómo el mundo no va a ser el mismo después de esto. No puede ser el mismo. No debería ser el mismo. Estamos siendo llamados a la acción y no quiero hacerme la tonta. Siempre sentí que llevo una vida de bien. Modesta, mínima, pero de bien. Hago un trabajo sencillo, pero creo que el mayor legado lo dejo a través de mis hijos. Sin embargo, si algo me ha mostrado este virus, es el poder de la multiplicación. Cómo el uno puede ser el mucho en un abrir y cerrar de ojos.


Desde que se decretó la cuarentena obligatoria no he vuelto a salir. Llevo 11 felices días en casa. Leí, estudié y escribí como nunca. No cociné tantísimo porque quiero cuidar mis ingredientes, pero he mantenido nuestras comidas saludables y variadas. Hoy les quiero enseñar a hacer sus propios germinados para asegurarse el tener algo verde y muy muy poderoso siempre a mano. Los brotes son una fuente única de nutrientes y pueden realizarse con cualquier grano o legumbre que tengan a mano. Ver crecer estos brotes también me emocionó.



Germinados de lentejas


1 frasco de 1 litro de capacidad

1 retazo de tela para filtrar leches

1 banda elástica

1/4 taza de lentejas

Agua filtrada o reposada


1. Colocar las lentejas en el frasco y lavar 3 o 4 veces.

2. Llenar el frasco hasta 3/4 de su capacidad y cubrir con la tela. Ajustar la banda elástica para que la tela no se mueva,.

3. Guardar en la heladera por al menos 8 horas.

4. Pasado ese tiempo, volcar el agua y dejar el frasco apoyado dentro de un recipiente que le permita estar a 45°. Lo colocamos en esta posición para que drene el agua excedente sin obstruir la abertura.

5. Llenar de agua, enjuagar y escurrir unas 3 o 4 veces por día, y volver a colocar el frasco en posición a 45°.

6. Al segundo día ya van ver que las lentejas empiezan a generar una colita, un mini brote blanco. Para el 4° día ya van a ver una hojita verde diminuta.

7. Pueden ir consumiéndolos a diario crudos o cocidos y también pueden hacer rejuvelac.




© 2023 by Salt & Pepper. Proudly created with Wix.com