Ganache de chocolate

Hablando de volver a lo simple...

Ya sabrán para estas alturas que por alguna loca jugarreta del destino, los chicos, Guidix y yo complimos los años en abril. Los cuatro en menos de 15 días. ¿Qué significa esto? A nivel astral no tengo idea; a nivel terrenal, que hay torta y globos durante dos semanas non-stop.


Por suerte, todos somos muy diferentes y el tipo de comida que cada uno elige para celebrar es bastante particular. Cande cumple el 15 y es vegana, así que su torta es de vainilla, rellena y cubierta con crema de avellanas o crema de chocolate. Es una torta que va muy bien con una taza de café y una buena charla. La de Gapu, que cumple el 23, suele ser bien definida, de un solo sabor: chocolate. La mía es un horror... a nadie le gusta. Mi cumpleaños es el Día del Animal y es una animalada. Soy fan de las tortas ochenteras, con dulce de leche repostero, crema con duraznos, cubierta de fondant y rosas de pastillaje. Directo a la cárcel del azúcar. Y Guidito... es perro, le gustan las galletas con forma de huesito.


Como los chocolateros ganan por goleada, les voy a compartir, no porque sea un desafío, sino para que la tengan siempre a mano, la receta de la ganache que los va a salvar en cualquier emergencia tortística. De paso les recomiendo, cuando estén apurados o tengan un compromiso importante con una torta, vayan por algo simple como esto. No falla, le gusta al 99% de la gente y queda prolijo siempre.


De la receta


Las cantidades que les indico abajo les van a alcanzar para cubrir con una capa generosa, capaz de arreglar defectos y de que se note al tomar una porción con el tenedor, una torta de entre 22 y 26 cm. Ahora, si también quieren rellenar con una capa de ganache, calculen 100g más de chocolate y de crema, y si quieren dos capas, saquen sus cuentas.


Chocolate y crema: ¿qué les digo siempre? Cuantos menos sean los ingredientes, más quisquillosos tienen que ser con la calidad. No hay más que esto, si son truchos o feos, el resultado y feo Y trucho. Se los digo de corazón. El chocolate puede ser con leche, semiamargo o amargo. Lo que elijan es lo que van a tener, no elijan semiamargo pensando que la crema lo suaviza. Nop.


Elementos: para la torta que ven en la foto, pueden ver la receta de mi Torta de Chocolate en YouTube, usé una espátula y una manga con un pico rizado. Los movimientos son muy sencillos y pueden hacerlo seguro seguro.


Usos: Además de para cubrir y rellenar tortas, la ganache sirve para rellenar bombones, acompañar postres, hacer vetas en helados, como base de fondue, para tartas... belleza.








Ganache de chocolate


350g de chocolate a elección

350cc crema de leche

Un par de cristales de sal marina


1. Picar el chocolate bien fino y colocar en un recipiente apto para altas temperaturas junto con la sal.

2. Colocar la crema en una cacerolita y llevar a fuego bajo hasta que esté a punto de romper el hervor.

3. Verter la crema sobre el chocolate picado y dejar reposar 5 minutos antes de remover.

4. Pasado este tiempo, remuevan con amor con una cuchara de madera hasta que esté perfectamente liso, uniforme, sedoso, suave. No hay suficientes adjetivos para la ganache. Es amor verdadero.

5. Dejen templar a temperatura ambiente hasta lograr la textura que buscan. Si lo que quieren es bañar, pueden hacerlo de inmediato. Si lo que quieren es rellenar o trabajar con manga, van a tener que refrigerar uno momentos. Si la refrigeran y queda demasiado firme, sólo esperen unos minutos y va a recuperar la textura cremosa.



© 2023 by Salt & Pepper. Proudly created with Wix.com