Arroz con leche horneado

... con membrillos asados en almíbar. Onda no va a faltar


El arroz con leche tiene pocos adeptos, por lo que he estado averiguando. Mi teoría es que cuando somos chicos no le damos suficientes oportunidades a las comidas y las juzgamos por su apariencia, su color, su nombre, su procedencia...


Mírenme a mí. Ya les conté que era pupila en un colegio de monjas, la mayoría de las cuales eran españolas. El menú del comedor incluía comidas criollas como milanesas y fideos con salsa, pero también unos galleguismos importantes: cazuelas de porotos, paella, natillas. ¿Les conté que cuando salíamos de ezcursión nos daban sandwiches de tortilla de papa? Me moría de verguenza y odiaba la tortilla sólo por haberme acompañado a mi recorrido por el zoo.


Mi problema con la tortilla nada tenía que ver con el sabor, era algo personal. Lo mismo me pasaba con los postres de leche. No sé si eran ricos o feos, sólo sé que ni me daban ganas de probarlos puestos en esas compoteras de acero inoxidadble. Guácala.


Cuando entré en razón, ya en la adultez, aprendí a cocinar tooooodos los platos que yo creía que no me gustaban y resulta que me gusta todo. Bueno, todo no. No me gustan los caracoles y no elijo los mariscos. Todo lo demás, venga. Hoy les quiero compartir cómo preparo el arroz con leche (una de mis versiones) y cómo hago que pase de un postre de niños a uno de adultos en un chis.


Arroz con leche


1 1/2 tazas de arroz carnaroli o arborio

1/4 taza de azúcar

6 tazas de leche (puede ser vegetal o animal)

1 cda vainilla

2 estrellas de anís

1 cda de manteca (opcional)

1 rama de canela


Para flambear

1 cda de azúcar por compotera


Para acompañar

Vean la receta de membrillos horneados


1. Colocar el arroz en una fuente para horno que también sea linda para la mesa.

2. Agregar el resto de los ingredientes y mezclar suavemente con una cuchara.

3. Colocar en el horno precalentado a 175° y tapar parcialmente con una tapa de olla o con untrozo de papel aluminio.

4. Cocinar por 2 horas.

5. Retirar la rama de canela y las estrellas de anís y remover para terminar de dar esa cremosidad extrema.

6. Dejar templar unos 15 minutos para comer tibio o refrigerar si lo prefieren frío.

7. Para flambear, sirvan una porción de arroz con leche en una compotera linda (no una feucha), espolvoreen 1 cda de azúcar y quemen con un soplete. Si no tienen soplete, pueden hacerlo con el grill del horno.

8. Si tienen niños, tal vez quieran agregar una cucharada de dulce de leche encima y nada más. Si son adultos osados, ávidos de aventura, agreguen unos membrillos horneados con almíbar.




105 vistas

© 2023 by Salt & Pepper. Proudly created with Wix.com