10 tareas de 10 minutos

Cualquier proyecto es más asequible y menos desafiante si lo dividimos en pequeñas partes. Les propongo diez tareas de cocina que llevan 10 minutos y maximizan su día.


Ya hablamos varias veces acerca del problema de la falta de tiempo como uno de los principales detractores de la cocina casera. Los horarios nos acosan constantemente, siempre hay un lugar donde deberíamos estar o una actividad que deberíamos estar desarrollando. Lo que les propongo es utilizar esos minutos muertos entre actividades para mejorar su calidad de vida e increíblemente aumentar el tiempo libre.


Si nos ponemos a revisar nuestra agenda semanal vamos a encontrar que nos sobran 10 minutos a las 6:30 am mientras nos duchamos, una media hora entre actividad y actividad de los chicos, ese ratito mientras esperamos a que haga piiip el lavarropas... ustedes encontrarán otros. Esos minutos tal vez no son suficientes para armar un banquete, pero sí para armar las partes. Les propongo las 10 tareas de 10 minutos (aproximadamente) que son ultra efectivas.



1. Hervir arroz


2 tazas de arroz rinden entre 4 y 6 porciones, dependiendo del plato y pueden resolver una guarnición simple, una ensalada, un guiso, un revuelto. Simplemente pongan a hervir agua en la pava y a calentar una olla con el arroz y una cucharada de manteca. Agregan 4 tazas de agua y tapan. En 9 minutos van a tener el arroz más esponjoso y delicioso que puedan imaginar.


2. Preparar un sofrito en el microondas


Un sofrito es la base de muchas muchas comidas. Si ya tienen el sofrito, adelantaron media comida. Cortan una cebolla y un morrón, lo colocan en una Pyrex con una cucharada de aceite, lo cubren con film y lo cocinan a máxima potencia por 3 minutos. Remueven y llevan 1 o 2 minutos más hasta que tenga el colo deseado. Lo reservan en el freezer o la heladera hasta que lo necesiten.


3. Una salsa de tomate


La salsa de tomates es la bomba y si la preparan sin dejar olor y en menos de 10 minutos, mejor. A mí me gusta colocar una lata de tomates perita en un recipiente de vidrio, agregar ajo en escamas, albahaca, sal y pimienta, un trozo de cebolla y cocinar 6 minutos a máxima potencia. Luego lo proceso y tengo una salsa para usar sobre una pasta, una pizza o hacer un dip.


4. Papas, papas, papas


Una tortilla, un revuelto gramajo, unas papas rústicas funcionan para cualquier día. En unos pocos minutos podemos pelar las papas y cortarlas a gusto. Para conservarlas, las colocamos en un bowl cubiertas con agua y las guardamos en la heladera. Un puré también lleva menos de 10 minutos si cocinamos las papas en el microondas.


5. Marinar una carne


La carne sabe mil veces mejor cuando la marinamos con tiempo. Una pechuga marinada no es lo mismo que una pechuga recién condimentada. En menos de diez minutos podemos armar nuestra marinada favorita, acomodar la carne que más nos guste y guardarla en la heladera en un recipiente con tapa o en la fuente que queremos llevar al horno. Al volver tarde a casa, solo encendemos el horno, quitamos el film y colocamos nuestra carne. Oh la la. Mi pollo favorito es el que dejo descansando en una mezcla de jugo de limón, aceite de oliva, nuez moscada, sal y pimienta.


6. Preparar una masa de tarta


Si hay un comodín en la cocina, son las tartas. Una masa lleva 5 minutos, o sea que les queda tiempo para limpiar lo que ensuciaron. Imaginen esto: tienen el sofrito que hicieron un día, la masa que hicieron otro día, rallan unos zapallitos crudos y en otros 10 minutos arman una tarta. ¿Qué me cuentan?


7. Remojar y hervir legumbres


Algunas tareas pueden parecer irrelevantes, pero aunque no lo crean pueden cambiar el día. Si se toman un momento para poner un par de tazas de legumbres en remojo y en otros diez minutos libres las hierven, van a tener a mano un gran alimento. Tener en la heladera un bowl de legumbres cocidas es un tesoro. Un guiso, una ensalada completa, unas hamburguesas no les van a llevar más que un periquete.


8. Preparar una crema pastelera


Todos queremos algo dulce de vez en cuando, o todos los días, y para no recurrir a chatarras compradas, es mejor estar listos. La crema pastelera es un postre liviano para los días de semana y pueden ir desde versiones ultra light a versiones más indulgentes. En casa nos encanta servirla con caramelo o en la versión de chocolate. Pueden ver mi receta aquí.


9. Jugar a la abuela italiana


La idea de que la pasta casera es algo que lleva mucho tiempo y trabajo debe haber quedado de la época en la que la abuela preparaba fideos para 35 personas. La verdad es que hacer una masa de fideos para 4/6 personas lleva 10 minutos. Y como de todos modos necesita reposo, no queda más que dividir las tareas.


10. Planificar


Este sea tal vez uno de los quehaceres cocinísticos más negligidos y que realmente hace la diferencia. Para los que nos gusta la cocina y que de alguna forma nos ocupamos de esto, nos resulta fácil porque estamos pensando en comida todo el tiempo. Pero para quienes no son fans o tienen ocupaciones muy diferentes, es ultra imprescindible tomarse al menos diez minutos semanales para planear el menú. Planear ayuda a comer equilibrado, a maximizar el presupuesto, a ahorrar tiempo al hacer las compras y a reducir la presión al mínimo. No les digo que tienen que ser un manifesto rígido, sino una lista de ideas basada en los gustos de la familia y los recursos disponibles.


Exprimir las horas es una habilidad invaluable y creo que se puede entrenar. enfocarse en objetivos alcanzables, mantener la cabeza en el juego y no dejarse distraer con nimiedades. Prueben por una semana y me cuentan sus resultados. Los leo.//

3. Hacer una salsa dA en el micro es riquísima, tanto como la de olla. A mí me gusta cortar un trozo de cebolla, un trozo de morrón y un pedacito de zanahoria y agregarlos en un recipiente de vidrio con una lata de tomates perita y los condimentos. Lo llevo al microondas cubierto con film y lo cocino por 6 minutos. A

169 vistas2 comentarios

© 2023 by Salt & Pepper. Proudly created with Wix.com